Qué no hacer en un espacio de coworking

Consejos para una Convivencia Exitosa en un Centro de Coworking

Unirse a un centro de coworking puede ser una experiencia transformadora para freelancers, emprendedores y profesionales de distintos campos. Sin embargo, para que la experiencia sea positiva, es crucial entender la importancia de una convivencia armónica y productiva. A continuación, exploramos algunas acciones que debes evitar para mantener un ambiente de trabajo óptimo en estos espacios compartidos.

¿Qué no hacer en un espacio de coworking?

Lo primero que no es nada recomendable es ir a tu rollo. Un espacio de coworking se basa en la colaboración, en la denominada cultura del co. Si tú te centras en ir por libre y no te involucras en el ambiente y entorno del espacio, estarás rompiendo la dinámica de trabajo del propio centro y, sobre todo, te estarás perdiendo muchas oportunidades de crecer como profesional y como persona, sin contar los contactos que estás dejando pasar. Un espacio de coworking se nutre de que entre todos hagan su trabajo en un entorno colaborativo, busca esos momentos de compartir y de crecer juntos, pues serás el mayor beneficiado.

Sin duda, y en relación a esto, el no usar adecuadamente el espacio es algo que también va en tu contra. Y es que no ser respetuoso con los espacios comunes es muy desagradable, al igual que no serlo en tu espacio de trabajo. No olvides que no estás tú sólo y que por lo general un espacio de coworking es un lugar abierto. No molestes al resto de coworkers y céntrate en desarrollar tu trabajo sin ser el compañero molesto. Una zona de coworking se nutre de las personas que en ella habitan: aporta tu granito de arena, involúcrate y procura aprovechar al máximo todo el potencial que te pueden ofrecer. Tu yo profesional te lo agradecerá.

En un centro de coworking, es esencial mantener una conducta profesional aun en un ambiente más informal que el de una oficina tradicional. Esto significa que no debes abusar de las facilidades que se te ofrecen, como las salas de reuniones o los equipos de impresión. Recuerda que estos recursos están para el uso de todos los miembros del centro de coworking y deben ser utilizados con consideración y planificación.

Además, es importante no olvidar la privacidad y el espacio personal de otros coworkers. Aunque la interacción es uno de los grandes beneficios de un centro de coworking, es fundamental respetar los límites y no interrumpir innecesariamente a otros miembros mientras están concentrados en sus proyectos.

photo credit: Mykl Roventine No Stern Eyebrows via photopin (license)

Maximizando el Potencial del Centro de Coworking

Por último, aprovecha las oportunidades de networking que te ofrece el centro de coworking. Participa en eventos, talleres y actividades que se organicen. No cometas el error de aislarte y perder la oportunidad de expandir tu red de contactos y aprender de las experiencias de otros profesionales. Recuerda que un centro de coworking no es solo un espacio de trabajo, sino también una comunidad vibrante y en constante evolución, lista para enriquecer tu trayectoria profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *