Beneficios psicológicos del coworking

beneficios psicológicos del coworking

Trabajar en un espacio de coworking tiene muchos beneficios, ya lo hemos comentado en anteriores posts. Desde la colaboración hasta el networking, los beneficios de un coworking son múltiples y variados.

Pero, ¿existen además beneficios psicológicos del coworking? ¿Acaso trabajar puede ser beneficioso psicológicamente hablando? Pues aunque parezca sorprendente, sí.

Y es que trabajar en lo que nos gusta y, además, hacerlo en un espacio de trabajo acorde y adecuado, hace mucho bien. Y no sólo a nuestro trabajo, sino también a nuestro bienestar psicológico. Los beneficios psicológicos del coworking son un tema de creciente interés, especialmente para profesionales como los coworking psicólogos Barcelona, que analizan cómo estos espacios influyen positivamente en la salud mental de los trabajadores.

¿En qué me puede beneficiar psicológicamente trabajar en un espacio de coworking? Te dejamos algunas pistas.

Hemos señalado antes que trabajar de lo que te gusta es ya un beneficio en sí mismo. Pero si además lo haces en un ambiente desenfadado, de confianza y compañerismo, aún lo es más. Uno de los beneficios directos es la motivación que supone trabajar en un espacio de coworking. Si eres freelance lo entenderás perfectamente. Y es que levantarte para ir a un despacho tú solo, a veces no ayuda, por mucho que te guste lo que haces. En un espacio de coworking no pasa eso. La motivación va de serie.

Hay un equipo de trabajo multidisciplinar, y por lo general, el ambiente de trabajo es distendido. No tiene nada que ver con una oficina al uso. La presión es la que tú te permitas tener, no la que te imponga un jefe. Además, el no tener jefe, hace que tu planificación dependa de ti. Al igual que los resultados. Hay deadlines y, por supuesto, hay que trabajar, pero es diferente.

La flexibilidad y la autonomía son otros grandes beneficios coworking, que contribuyen a una mejor salud mental. Poder decidir tus horarios y trabajar de forma independiente sin la rigidez de una estructura corporativa tradicional fomenta un sentido de libertad y control que es muy beneficioso para la psiquis.

Hemos señalado también el ambiente de trabajo. Un espacio decorado con plantas, donde se respira profesionalidad y ganas de trabajar, es muy sano para nuestro cerebro y nuestro ánimo. O por ejemplo el poder llevarte a tu mascota a trabajar también hace que estés más relajado. Trabajas codo con codo con gente igual o más motivada que tú. Todo esto suma para que tu cerebro esté al 100% de una forma natural, no forzada. Y eso se nota en tu trabajo, pero sobre todo en tu bienestar.

En resumen, los espacios de coworking no solo proporcionan un lugar para trabajar, sino que también ofrecen un entorno que puede mejorar el bienestar psicológico y la productividad general. Al considerar los beneficios de un coworking, es claro que estos espacios modernos y flexibles están diseñados para adaptarse a las necesidades de los profesionales de hoy, incluyendo a aquellos en el campo de la psicología que buscan un coworking psicólogos Barcelona que les brinde un ambiente óptimo para el desarrollo de su práctica.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *